Melisa

Melisa La pequeña Melisa nunca tuvo la suerte de su lado. Fueron pocos los que preguntaron por ella y ninguno cuajó. Tardó en recuperarse del estado en que llegó, y ahora que empezaba a levantar cabeza, su pequeño cuerpecito no ha podido superar la operación para esterilizarla.

Es muy triste despedirse de ti pequeña Mel, muchos somos los que vamos a echarte de menos.