Luz y Chispa

Luz y Chispa La enfermedad ha sido más fuerte al final que las ganas de vivir de Luz y Chispa. Los últimos días estuvieron fueron de sufrimiento y desazón al ver que no remontarían el vuelo y al comprobar que se apagaban muy deprisa. Descansad en paz, Luz y Chispa, y ojalá encontréis la luz que no tuvisteis.