Pulguita

Pulguita Anoche, Pulguita descansaba sobre el ragazo de su mamá de acogida, y entre ronroneos y caricias le daba las gracias por todo el cariño y atenciones que estaba recibiendo. Esta mañana, hemos amanecido con la triste noticia de su muerte... no encontramos consuelo, teníamos tantas esperanzas en que saldría adelante...

No te olvidaremos pequeña, tu fuerza y ganas de vivir han sido todo un ejemplo. Nos habría gustado verte crecer, ver como tu pequeño cuerpecillo engordaba hasta poder afirmar que estabas recuperada, y finalmente despedirnos de ti en brazos de tu nueva familia... Nada de eso ha sido posible, pero nos consolamos pensando que conociste el amor y el cariño, y que sentiste que tenías un hogar, que alguien luchaba por tí. Seguiremos tu ejemplo, lucharemos hasta el final para ayudar a tantos gatitos como podamos, y en cada uno de ellos te veremos a ti, pequeña Pulguita.

Te queremos, descansa en paz bebé.