Blanquita

Blanquita Blanquita al final tuvo que ser dormida porque se le detectó el casi siempre mortal virus del moquillo. Pasó los últimos días muy enfermita y sin posibilidad de curación y al final se tomó la decisión de darle un final lo más digno posible. Descansa en paz preciosa.